Montañucos

Se hace camino al andar

RUTA ROBLEDAL Y HAYEDO DE RIOFRÍO DE RIAZA

Ruta de senderismo por el entorno del Hayedo de La Pedrosa atravesando con enorme robledal con un pequeño hayedo en su interior

Embalse de Riofrío, punto de inicio y final de la ruta

Descarga el track de la ruta aquí

  • Distancia: 12,7 Km
  • Tiempo: 4 horas y 30 minutos (3 h 20 min en movimiento)
  • Desnivel positivo: 615 m
  • Velocidad media: 3,8 km/h

Comenzamos la ruta dejando nuestro vehículo en el aparcamiento situado junto a la presa del embalse de Riofrío de Riaza, municipio de la provincia de Segovia. El aparcamiento es escaso, por lo que los fines de semana o en época de otoño debemos ser madrugadores o bien partir desde el pueblo, unos 1500 metros más abajo (hay una pista que nos lleva al embalse desde el pueblo).

Una vez aparcado el coche, bajamos unos 200 metros por la carretera en dirección al pueblo de Riofrío y a la izquierda nos encontramos una señal que nos indica el camino que debemos tomar para empezar nuestra ruta.

Señal de inicio de ruta

El camino es ancho y atraviesa la base de la presa, donde podemos ver canalizaciones y las tuberías de apertura o liberación de agua.

Después de curiosear un poco, seguimos por la pista que pronto se rodea de robles y empieza a empinarse ligeramente; a los pocos metros encontramos un desvío a la izquierda que debemos ignorar (pues será nuestro camino de vuelta).

El camino sigue subiendo poco a poco mientras su suelo se va estrechando (por arriba y por abajo) y cubriendo de hojas hasta meterse completamente dentro de un enorme robledal.

Caminando entre robles

El colorido del robledal en esta época del año es espectacular, desde el verde al marrón pasando por el amarillo. Tan solo se sale del espectro de colores el azul de los carteles indicativos de la ruta. Estos no son muy abundantes, pero se puede decir que sí tenemos colocados los necesarios.

Pronto el camino se convierte en sendero y la subida aumenta su pendiente rápidamente. Tras vadear un arroyo, tenemos la única indicación (un cartel con una flecha azul) que nos puede ofrecer dudas pues hay dos senderos y no sabemos realmente cual de los dos debemos tomar. En nuestro caso, tomamos el sendero hacia la derecha.

Dirección de subida en bifurcación del sendero

Este seguirá en constante subida atravesando el robledal hasta llegar a una pequeña pradera llamada Dehesa del Alcalde, donde podemos ver la hierba amarilla alta y un par de tranquilas vacas pastando.

Hacemos una parada para beber agua y seguimos por el sendero que nos vuelve a introducir en el robledal, pero se nota la ganancia de altura y estos robles tienen una menor altura (suponemos que por estar a merced del viento y del resto de inclemencias meteorológicas).

Un poco más arriba nos encontramos con un nuevo claro que es el Collado de la Hayuela, desde donde podemos disfrutar de unas buenas vistas panorámicas de la zona. Desde aquí podemos ver la estación de esquí de La Pinilla o parte de la extensa llanura castellana.

Panorámica desde el Collado de la Hayuela

Como hemos desayunado pronto y hecho un viaje en coche un poco más largo de lo habitual, aprovechamos la zona y las vistas para comernos el clásico plátano y callar un poco a nuestro hambriento estomago.

Desde aquí la subida se suaviza y el robledal deja paso al matorral bajo típico de alta montaña, que se cierra para dejar el hueco justo para dejarnos ver el sendero que debemos seguir.

Vistas por el sendero de subida

Cuando parece que la subida nos va a llevar al Calamorro de San Benito (pico que tenemos enfrente), el camino se desvía para esquivar el pico y llevarnos a la cresta de la montaña. Como alternativa podemos subirlo y bajarlo por el cordal para reencontrarnos con el track que vamos a seguir un poco más adelante.

El desvío del sendero debidamente señalizado

Ya arriba el sendero se cruza con el cordal que recorre la cresta de la montaña, lo cogemos hacia la izquierda para bajar al Collado del Prado Llano (1.812 m) y subir ligeramente después hacia la Loma de las Caseruelas (1.863 m). Aquí hay un bonito mirador natural desde donde tenemos una bonita vista de todo el valle que forma esta primera parte del rio Riaza.

Vistas del valle

Desde este punto comenzamos la bajada hacia el Puerto de la Quesera (1.712 m), donde nada más llegar cogeremos el sendero que sale a la izquierda del pequeño aparcamiento. Este es el Camino Viejo de Peñalba de la Sierra.

Indicación del camino

El camino va descendiendo y antes me meterse en el robledal, nos volvemos a encontrar con un grupo de piedras que hace las veces de mirador. Una de estas rocas tiene forma de ventana y nos permite hacer una curiosas fotos del entorno.

Roca con ventana

Como el sitio tiene unas buenas vistas del hayedo, del robledal y hasta del embalse de Riofrío, decidimos parar a comer aquí y descansar un poco. Unos cuantos minutos después, decidimos seguir nuestro camino de bajada.

Enseguida entramos de nuevo en el robledal e inmediatamente después, en el pequeño pero espectacular hayedo.

Comienzos del robledal y del hayedo

Aunque estamos rodeados por el Hayedo de la Pedrosa y sus sorprendentes cambios de color en las laderas del monte, el trozo que recorremos de hayedo en esta ruta es relativamente corto (1,5 km aproximadamente), pero eso no le resta ni un ápice de espectacularidad, especialmente en esta época del año.

El hayedo acompaña en su recorrido de bajada al arroyo del Avellano. En el momento que se separa un poco de este, las hayas dejan paso de nuevo a los omnipresentes robles y nos encontramos de frente ya con el rio Riaza; el cual cruzaremos por un pequeño puente de madera.

Puente sobre el rio Riaza

Desde aquí el camino acompaña al rio por su margen derecha ofreciéndonos el agradable sonido del agua en su recorrido. Justo antes de llegar a la cola del embalse, cogemos el sendero que nos sale a la izquierda (el cual está debidamente señalizado y evita un tramo de carretera antes de finalizar la ruta).

El sendero cruza de nuevo el rio Riaza por un precario puente hecho con tablones (cuidado), para cruzar al margen izquierdo y rodear el embalse de Riofrío.

Puente precario sobre el rio

Este nuevo sendero discurre pegado a la valla que perimetra el embalse y lo rodea por completo para cerrar el circulo a la altura de la presa.

Desde aquí solo debemos andar sobre nuestros primeros pasos para llegar a al lugar donde tenemos aparcado el coche y finalizar la ruta de hoy.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Montañucos