Montañucos

Se hace camino al andar

RUTA EL DINOSAURIO DE LA MALICIOSA

Ruta para visitar al último dinosaurio de la Sierra de Guadarrama

Vistas de la sierra desde las inmediaciones del Dinosaurio

Descarga el track de la ruta aquí

  • Distancia: 11,5 Km
  • Tiempo: 5 horas (3 horas 30 minutos en movimiento)
  • Desnivel positivo: 615 metros
  • Velocidad media: 3,3 Km/h

Como hemos dormido más de la cuenta y hoy tenemos un primaveral y espectacular día de Febrero, nos vemos obligados a aparcar en la parte baja de La Barranca (Calle Pasaje Cercas de Francisco) para evitar la masificación de los aparcamientos «oficiales» de la parte superior. No obstante, como la ruta pasa por ellos, podemos dejar el coche allí y utilizar el mismo track sin problema. Para esta ruta recomendamos llevar un dispositivo con GPS, pues los desvíos pueden pasarnos desapercibidos (o confundidos con otros senderos) y podemos tomar un camino distinto al deseado.

Una vez aparcado el vehículo, nos pertrechamos con nuestras mochilas y cogemos una calle que pronto se estrecha para convertirse en un pequeño sendero que pasa entre fincas ganaderas. A mitad de sendero debemos pasar por una puerta (que dejaremos convenientemente cerrada para evitar fugas de ganado a zonas de carretera) y tras pasarla el sendero nos conduce a una pista forestal. Aunque a la izquierda la pista nos conducirá al aparcamiento de la La Barranca, nosotros giramos a la derecha para bajar unos metros e inmediatamente coger una nueva pista que sale a la izquierda.

Esta es la pista de Los Almorchones que nos conducirá directamente de subida hacia el Embalse de La Maliciosa. La pista es ancha y en su recorrido atravesaremos 3 puertas y pasaremos junto a la fuente de La Beceilla, donde aprovecharemos para hacer la primera parada y refrescarnos con su fría agua.

Pista forestal de subida
Fuente de la Beceilla
Primera parada de la ruta

Antes de llegar a la tercera puerta tenemos un cartel indicativo de las distintas opciones que podemos tomar, pero nosotros seguimos en dirección al Pico de La Maliciosa. Unos metros después de pasar la puerta, nos encontramos con el pequeño embalse de La Maliciosa.

Cartel indicador en cruce de caminos con La Maliciosa al fondo
Embalse de La Maliciosa
Selfie familiar en el embalse

Tras hacer las fotos de rigor y descansar un poco, rodeamos el embalse por la izquierda y cogemos un sendero que sale en la parte final del embalse tras atravesar una valla metálica. Este es uno de los senderos de subida al pico de La Maliciosa y uno de los que lo hace de manera más vertical.

Cogeremos este sendero de subida, el cual acompaña continuamente al arroyo Peña Jardinera. El sendero discurre entre jaras, enebros y algunos pinos salteados, y aunque no tiene dificultad debemos tener precaución porque hay piedras sueltas y puede estar resbaladizo, especialmente si el terreno está muy seco.

Imágenes del sendero de subida

Tras un buen trecho subiendo, nos desviaremos a la derecha por un pequeño sendero que nos conducirá a la zona de Los Asientos (donde está escondido nuestro animal prehistórico favorito).

Desvío hacia el dinosaurio

El sendero se empina un poco más pero pronto alcanzamos nuestro objetivo. Desde aquí tenemos dos opciones de subida, nosotros hemos subido por la más difícil (derecha) y empinada y bajamos por la más fácil y menos pendiente (izquierda). Cualquiera de las dos opciones nos conduce directamente al Dinosaurio de La Maliciosa, así que podéis elegir por donde subir y bajar; aunque en ambas opciones debemos tener precaución y no perder de vista el camino que pisamos, especialmente si vamos con niños.

El famoso Dinosaurio de La Maliciosa

Al llegar al Dinosaurio nos deleitamos con la curiosa forma de la piedra y con las vistas espectaculares que esta zona nos brinda de la Sierra de Guadarrama y del entorno de La Barranca.

Parte posterior del El Dinosaurio con el pico de La Maliciosa al fondo
Vistas del embalse de Navacerrada desde el Dinosaurio

Tras las obligadas fotos y comprobar que el tiempo se nos ha echado encima, hacemos una parada para reponer fuerzas con un merecidísimo bocadillo. Aprovechamos para la ocasión una pequeña explanada de piedra solo un poco más abajo del gran reptil petrificado.

Como hemos comentado, bajamos unos metros por un sendero distinto al de subida que bordea la zona de piedras algo más comprometida, pero que vuelve a encontrarse con el sendero de subida; el cual seguimos de bajada hasta volver al sendero principal que sube hacia La Maliciosa. Una vez llegamos a este desandamos nuestros pasos de bajada, pero siempre pendientes porque nos desviaremos a la derecha en sentido bajada para hacer de esta ruta un recorrido circular.

Nuevo desvío por sendero (a la derecha según bajamos)

Este nuevo sendero sale del principal a nuestra derecha y nada más tomarlo, cruzamos el arroyo Peña Jardinera. Desde aquí afrontaremos una corta pero intensa subida para cruzar la cresta que tenemos delante.

Al llegar arriba, hacemos una nueva parada para reponer líquidos y recuperar el aliento. Desde aquí toda nuestra ruta será prácticamente de bajada.

Parte inicial de la bajada

Ya de bajada nuestro ritmo se vuelve mas rápido, pero seguimos manteniendo la prudencia ya que queremos evitar caídas por la cantidad de piedras presentes en el recorrido. Tras un rato bajando, debemos andar atentos ya que tomaremos un nuevo desvío por un sendero que saldrá a nuestra izquierda.

Pronto este nuevo sendero de bajada cambia completamente las piedras y el matorral bajo por las jaras y los pinos; pues ya nos estamos acercando a los embalses de La Barranca a través de su frondoso pinar. Una vez llegamos al embalse de La Barranca, lo cruzaremos por su presa para llegar al aparcamiento.

Embalse del pueblo de Navacerrada

Atravesamos los aparcamientos de La Barranca para desviarnos ligeramente a la izquierda por la pista forestal que desciende paralela al rio Navacerrada y nos llevará a cerrar el circulo y a finalizar nuestra primaveral ruta de en este caluroso y seco mes de Febrero.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2022 Montañucos