Montañucos

Se hace camino al andar

RUTA NAVALMEDIO AL PUERTO DE NAVACERRADA POR MINA DE LAS CORTES Y PINO DE LA CADENA

Ruta de subida al Puerto de Navacerrada desde el embalse de Navalmedio visitando la desconocida Mina de las Cortes durante la subida y el famoso Pino de la Cadena en la bajada

Foto de grupo durante la subida al puerto de Navacerrada

Descarga el track de la ruta aquí

  • Distancia: 14,1 Km
  • Tiempo: 6 horas y 45 minutos (4 h 15 min en movimiento)
  • Desnivel positivo: 660 m
  • Velocidad media: 3,3 km/h

Comenzamos la ruta dejando el vehículo en el aparcamiento situado junto al embalse de Navalmedio, al cual llegamos por la carretera M-601 que sube al puerto de Navacerrada y a la altura del restaurante La Fonda Real cogemos el desvío a la derecha para girar a la izquierda y coger la carretera que nos conduce directamente a las inmediaciones del embalse.

Desde aquí cruzamos la valla metálica situada a la derecha y cogemos el camino que sale a la izquierda (Camino del Calvario) para pasar junto al embalse primero y al rio Navalmedio después, el cual cruzaremos un poco más adelante donde el sendero se convierte en pista forestal.

Seguimos un rato por la pista, la cual dejaremos para coger un bonito sendero que acompaña de nuevo al rio Navalmedio hasta llegar a la pradera de las Cortes (también podemos seguir por la pista, pues ambas opciones acaban en la pradera).

Sendero junto al rio Navalmedio

Al llegar a la Pradera, cruzamos el puente de madera sobre el rio para refrescarnos en la fuente de la Pradera de las Cortes. como acabamos de empezar la ruta, hacemos una parada corta sin necesidad de rellenar las cantimploras.

Puente sobre el rio Navalmedio con la fuente al fondo

Desde aquí cruzamos la pradera para coger un sendero que sale al otro lado de la pista. Este sendero está un poco desdibujado al principio pero se deja seguir (aunque siempre tenemos el track como apoyo).

Felicidad en el primer tramo de subida

El sendero va subiendo poco a poco al principio y nos conduce directamente a la antigua Mina de las Cortes, no sin antes salvar alguna cuesta considerable en el tramo cercano a la mina.

Entrada a la Mina de las Cortes

La Mina de las Cortes es una antigua mina de Wolframio que fue utilizada entre los años 1856 y 1859 para extraer este mineral con el que se fabricaba el filamento de las bombillas. Consta de una galería de unos 30 metros de profundidad con dos pequeños brazos laterales (lo que le confiere un aspecto en forma de cruz) y al final podemos encontrar un curioso belén o nacimiento que parece hacer la función de altar mayor en esta improvisada catedral.

Si visitamos el interior de la mina, debemos tener en cuenta que será necesaria una linterna o frontal y que nos podemos encontrar algún murciélago en su interior.

A la izquierda de la mina, justo junto a la entrada, sale un sendero que tomamos para subir de forma abrupta en la que será la parte mas difícil de la ruta; pues subiremos un desnivel considerable en poco más de un kilómetro.

Vistas en el sendero de subida

Rápidamente cogemos altura y esto nos deja unas vistas increíbles del Valle de Navalmedio. El sendero nos conduce a las vías del tren que sube a Cotos.

Foto de grupo en las vías del tren

Tras las fotos de rigor, cruzamos la vía y seguimos de subida (un poco más ligera, eso sí) hasta llegar al Collado Albo. En el collado paramos a descansar un poco después de la corta pero intensa subida y nos entretenemos cogiendo saltamontes y una de las múltiples chicharras alicortas que nos encontramos en esta parte del camino.

Tras la parada tomamos el camino que sale a nuestra la derecha desde el collado, el cual nos conducirá en ligero ascenso directamente hasta el Puerto de Navacerrada. El sendero es largo pero una autentica maravilla, que nos regala unas impresionantes vistas del pinar de Navalmedio o la Bola del Mundo.

Vistas del sendero entre el Collado Albo y el Puerto de Navacerrada

En la parte final del sendero, este acompaña a las torres de alta tensión y nos anuncia la cercanía del Puerto de Navacerrada. Una vez llegamos al puerto (a la altura de la Venta Arias), descendemos un poco hasta la estación de tren y paramos a tomar una refrescante cervecita en la terraza de Casa Ochoa (no siempre nos podemos permitir un lujo así en mitad de la ruta).

Estación de tren del puerto
Merecida recompensa a mitad de ruta

Tras esta generosa parada justo a la hora del aperitivo y su conveniente cháchara, retomamos la ruta en sentido bajada pasando junto a la Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves y atravesando una puerta metálica tras la cual cogeremos el camino del Calvario.

Este nos conducirá directamente hasta el famoso Pino de la Cadena, pero antes haremos una nueva parada en una pradera (Pradera de la Vaqueriza) intermedia a comer el merecido y necesario bocadillo.

Fotos de rigor junto al Pino de la Cadena

La historia detrás de esta cadena cuenta el cariño que un hijo hacia su padre. En el verano de 1924, Ricardo Urgoitiz (director del diario ‘El Sol’) pasaba unos días en la montaña como buen amante de la naturaleza y mientras descansaba bajo la sombra de este pino, recibió la noticia de la muerte de su padre. En su honor, hizo colocar una cadena alrededor del árbol con la ya famosa inscripción «A su querida memoria 1840-1924».

Desde el mismo pino, tomamos un sendero que sale a la izquierda de la pista (justo detrás del conocido pino) que nos conducirá a media ladera prácticamente hasta el final de ruta.

Este sendero tiene un pequeño mirador a mitad de recorrido desde podemos contemplar las últimas vistas del Valle de Navalmedio.

Roca que marca el mirador y sus vistas

Un poco más adelante, debemos tomar una bajada con algunas piedras sueltas en su parte inicial, que se convierte en un pequeño sendero en su parte final mientras atraviesa una pequeña pradera y que nos conducirá directamente al embalse donde hemos dejado nuestro coche.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

2 Comentarios

  1. Chiqui 31/10/2021

    Menudo makinaaaaa que estás hecho Miguel Ángel

Dejar una respuesta

© 2021 Montañucos