Montañucos

Se hace camino al andar

RUTA SUBIDA A ABANTOS POR CRUZ DEL NIÑO PEDRÍN

Ruta de senderismo otoñal que sube al Pico de Abantos desde San Lorenzo de El Escorial pasando por la Cruz del Niño Pedrín entre otros sitios característicos de esta zona de la Sierra de Madrid

Niebla en el Pico de Abantos

Descarga la ruta aquí

  • Distancia: 11,700 Km
  • Tiempo: 6 horas (con varias paradas)
  • Desnivel positivo: 1040 m
  • Velocidad media: 3 km/h

La ruta comienza desde el municipio de San Lorenzo de El Escorial, aunque se puede comenzar desde la Lonja del propio Monasterio de El Escorial, nosotros comenzamos un poco mas arriba, desde el embalse del Romeral. Dejamos el coche en el aparcamiento que hay junto al Recinto Euroforum (en Google Maps aparece como Parking El Escorial Monte Abantos).

Una vez allí cogemos un sendero de subida que sale a la izquierda de la presa y pronto comienza a coger altura. Un poco mas adelante llegamos a una pista forestal (Camino de los Vascos) y seguimos por ella unos metros para dejarla un poco mas adelante por un sendero que sale nuevamente a la izquierda hasta llegar al arroyo del Romeral (el cual baja con abundante agua debido a las lluvias recientes). En los saltos del arroyo paramos para hacer las primeras fotos.

Nada mas pasar el rio, seguimos por el sendero marcado como GR-10 de nuevo en claro ascenso y cruzamos una pista forestal para seguir de frente por el sendero que llevamos. Cuando llegamos a la pista por segunda vez, cogemos esta unos metros para desviarnos mas adelante a la derecha cruzando una valla en mal estado y descendiendo hasta la Cruz del Niño Pedrín.

Vistas desde la Cruz del Niño Pedrín
Foto en la Cruz del Niño Pedrín

Detrás de esta Cruz, hay una triste historia y muchas teorías sobre lo que ocurrió realmente. Pero podemos resumirlo en que un 10 de febrero de 1893, fue encontrado sin vida en este lugar remoto del Monte Abantos el cuerpo del niño Pedro Bravo y Bravo, tras llevar unos días desaparecido. Según parece el cuerpo se encontró mutilado e inmediatamente el hallazgo se convirtió en un misterio de la época. La cruz que aún hoy podemos visitar se erigió en su memoria.

«El 10 de Febrero de 1983 fue hallado en este sitio el cadaver del desgraciado niño Pedrín Bravo y Bravo victima del brutal salvajisimo»

Incripción realizada en la cruz del niño pedrín

La inclusión la palabra «salvajisimo» ha generado multitud de teorías de lo mas peculiar sobre el tema e incluso algunas sobrenaturales. Pero se puede consultar información verídica sobre el caso y el juicio que tuvo lugar posteriormente en la hemeroteca del diario ABC y en algunos blogs. En algunos de ellos se puede leer párrafos sobre lo que se escribió del asesinato en aquella época:

https://blocdepepe.wordpress.com/2014/01/18/el-santo-nino-de-la-guardia-toledo-y-el-nino-pedrin-en-san-lorenzo-del-escorial/

Dejamos la Cruz del Niño Pedrín (teorizando sobre lo que pudo pasar realmente) mientras volvemos sobre nuestros pasos hasta llegar de nuevo a la pista forestal, la cual seguimos unos metros mas para coger de nuevo un sendero de subida. Este sendero salva un importante desnivel gracias a las «zetas» que va dibujando en la ladera, hasta llegar a un collado cerca ya del pico del monte Abantos.

Pinar en la subida hacia el pico de Abantos

Una vez llegamos al collado, cogemos un sendero a la derecha que nos lleva directamente al Pico de Abantos; donde debido al mal tiempo no podemos permanecer mucho tiempo (solo para hacernos las fotos de rigor). En este caso la niebla nos priva de unas impresionantes vistas, pero le proporciona mas épica a la ruta.

Fotos en la cruz y el vértice geodésico de Abantos

Volvemos sobre nuestros pasos hasta el collado y tomamos la pista que sale a la derecha, desde aquí comenzamos la bajada. Al poco, nos desviamos ligeramente para reponer fuerzas y agua en la fuente del Cervunal.

Visita a la fuente para reponer líquidos

Tras reponer agua, volvemos a la pista que nos lleva sin remedio hacia la Cruz de Rubens; mirador precioso desde donde se ven unas vistas impresionantes del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Una cruz blanca (igual a la del pico de Abantos) recuerda el sitio donde el pintor holandés pintó sus conocidas vistas de El Escorial.

Vistas del Monasterio desde el mirador de Rubens
Mirador Cruz de Rubens

Aprovechamos que el tiempo nos da un respiro para tomarnos un plátano y planificar donde vamos a realizar la parada para comer, ya que el estomago no para de rugir a estas alturas.

Un poco mas abajo del mirador y ya con el estomago lleno, abandonamos la pista para coger un nuevo sendero que nos lleva de bajada pinar adentro.

Este precioso sendero nos lleva primero a la Fuente del Trampalón y después al mirador de los Alerces, mientras disfrutamos del otoño en todo su esplendor.

Fuente del Trampalón
Vistas desde el mirador de los Alerces

Una vez dejamos el mirador, continuamos la bajada pasando por la una nueva fuente, esta vez la fuente de Santiago Arroyo.

Continuamos la bajada para cerrar el circulo y volver al sendero junto al embalse del Romeral, que nos devolverá cansados y felices hasta el final de esta preciosa ruta.

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Montañucos