Montañucos

Se hace camino al andar

RUTA PEÑA CITORES POR SENDA del BATALLÓN ALPINO

Subida a Peña Citores para visitar las trincheras de la Guerra Civil utilizando la senda del Batallón Alpino, que recibe su nombre por el cuerpo del ejercito republicano que la utilizaba para acceder a esta zona de la Sierra de Guadarrama.

Trincheras de la Guerra Civil

Descarga la ruta aquí

  • Distancia: 13,5 Km
  • Tiempo: 6 horas (con varias paradas)
  • Desnivel positivo: 685 m
  • Velocidad media: 3,3 km/h

Comenzamos la ruta desde el aparcamiento del puerto de Cotos, donde dejamos el coche. Desde aquí vamos en dirección al edificio abandonado del Club Alpino Español y detrás de este nos encontramos el mirador de Lucio, donde podemos observar otras rutas alternativas por la zona.

Inicio de la ruta

Desde el mirador comienza la senda del Batallón Alpino, que va en progresivo y cómodo ascenso pasando primero por un precioso bosque de pinos para después dejar paso a matorral bajo de alta montaña, pero que contrario a lo que pudiera parecer nos mejora las vistas al dejarnos al descubierto la Bola del Mundo, el puerto de Navacerrada, Siete Picos, Montón de Trigo, La Mujer Muerta, etc.

Esta senda recibe el nombre de Batallón Alpino por el cuerpo del ejercito republicano del mismo nombre formado por soldados republicanos voluntarios provenientes de sociedades montañeras y alpinas de la época que conocían muy bien estos terrenos.

Senda a Peña Citores (Senda Batallón Alpino)

Después de salvar un cierto desnivel (con relativa comodidad), la ascensión se suaviza y llegamos a un collado donde nos encontramos con la Fuente de los pájaros y un cruce de caminos. Hacia la derecha iríamos hacia las Dos Hermanas y a la izquierda a Peña Citores.

Cogemos el camino de la izquierda y no tardamos encontrarnos con los primeros vestigios de la Guerra Civil: trincheras, refugios, fortificaciones, etc.

Restos de distintas construcciones utilizadas durante la guerra

A pesar del viento (que provoca una baja temperatura para la época del año) el día se presenta espectacular y nos regala unas inmejorables vistas de la Sierra de Guadarrama.

Desde las fortificaciones, un sendero nos conduce directamente hasta Peña Citores (2.181 metros).

Selfie desde Peña Citores
Panorámica desde Peña Citores

El pico de Peña Citores, se encuentra cerca de los picos de Dos Hermanas (Hermana Mayor y Hermana Menor) y existe una curiosa leyenda al respecto de sus nombres y la cercanía de los tres. Podéis leer la leyenda en el siguiente enlace:

https://elguadarramista.com/2017/03/26/la-leyenda-de-pena-citores-y-dos-hermanas/

Desde aquí, nos dirigimos hacia el mirador del Cancho, no sin antes encontrarnos con alguna línea de trincheras mas. El sendero hacia el mirador es fácil y de ligera bajada, pero esconde piedras entre el matorral bajo, por lo que debemos tener precaución para evitar un tropiezo.

Lineal de trincheras en el camino al mirador del Cancho
Sendero hacia el mirador del Cancho

Una vez llegamos al mirador, paramos junto al pequeño refugio para comer el plátano e hidratarnos un poco mientras disfrutamos de las espectaculares vistas. El pequeño refugio se encuentra en buen estado (incluso coincidimos allí con una de la personas que ha ayudado a reparar el tejado del mismo) y nos puede sacar de un apuro en caso de necesidad.

Mirador del Cancho y Refugio Citores
Vistas desde del mirador

Desde aquí, comenzamos la bajada hacia los pinares de Valsaín por una senda poco marcada en algunos casos y aunque es difícil perderse, requiere de atención constante y se agradece la ayuda del GPS.

Según vamos perdiendo altura, podemos disfrutar de algunas zonas de hacen las veces de mirador y nos dejan disfrutar de unas vistas (distintas hasta el momento) de la llanura castellana.

Ancha es Castilla

Continuamos la bajada, que en algunos casos es pronunciada y puede castigar las rodillas (se agradecen y muchos los palos), hasta encontrarnos con la fuente de los Ceniceros (por lo menos el cartel, porque nosotros no fuimos capaces de dar con la fuente).

Señora pensativa frente al cartel indicativo de la fuente

Un poco mas adelante, el sendero de bajada desemboca en una pista forestal. Justo en este punto, aprovechando una pradera, paramos a comer el merecido bocadillo y descansar un poco las piernas de la bajada.

Tras descansar mas de la cuenta y con el buche lleno, cogemos la pista forestal hacia la izquierda y nos conducirá (ya con terreno llano y favorable) a través del bosque en dirección hacia el puerto de Cotos.

Por la pista nos encontramos con la fuente de la Peseta, cruzamos varios arroyos y nos encontramos con algunos visitantes; en este caso con hasta 4 ciervos que acuden a beber agua a los arroyos cercanos o a descansar entre los helechos.

Ciervos en el bosque

Un poco mas adelante, cogemos el desvío hacia la izquierda por el Camino Viejo del Paular, que nos llevará en ligero ascenso a través del bosque hasta el inicio de la ruta.

Cartel indicativo en desvío

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Montañucos