Montañucos

Se hace camino al andar

RUTA POR LA PEDRIZA (EL TRANCO – EL TOLMO – COLLADO DE LA DEHESILLA)

Ruta senderista con tiempo invernal para visitar algunas zonas emblemáticas de La Pedriza

Postal invernal en La Pedriza de Manzanares

Descarga la ruta aquí

  • Distancia: 16 Km
  • Tiempo: 7 horas (con varias paradas)
  • Desnivel positivo: 600 m
  • Velocidad media: 3,5 km/h

Nota: Esta ruta estaba pensada para ser una ruta circular, subiendo desde El Tolmo hacia el Yelmo y pasando posteriormente por el Elefantito, pero la climatología adversa y el estado del terreno (con nieve y hielo) nos hace desistir de la subida al Yelmo y en su lugar visitamos el Collado de la Dehesilla para terminar haciendo una ruta lineal. No obstante os dejamos el track de la ruta original aquí.

Debido a la gran afluencia de público estos días en La Pedriza, decidimos aparcar el coche en la Avenida de La Pedriza (Manzanares El Real) y acceder por la parte trasera a través de El Tranco. Una vez aparcado el coche, cogemos la calle del Tranco hasta llegar al camino que nos conduce hasta Canto Cochino.

Camino desde El Tranco a Canto Cochino

El día elegido es desapacible pues ha nevado la noche anterior y hace frio y viento, por lo que nos encontramos con nieve y hielo en muchas zonas del camino; según vamos ganando altura el nivel va en aumento. En días así debemos extremar la precaución para evitar accidentes, resbalones y/o caídas.

El camino hacia Canto Cochino es de unos 2-3 km de longitud sin dificultad alguna y discurre paralelo al rio Manzanares, el cual atravesamos antes de llegar al aparcamiento de Canto Cochino.

Puente que cruza el río Manzanares

Una vez llegados al aparcamiento, cruzamos de nuevo el rio por un nuevo puente de madera y cogemos la denominada Autopista de La Pedriza, camino que nos lleva paralelo al arroyo de la Majadilla.

Un poco mas adelante nos desviamos de La Autopista en un par de ocasiones, la primera para visitar la Charca Kindelan y la segunda para parar en un refugio de Piedras.

Tentempié en el refugio de piedras

Nos reincorporamos a la Autopista hasta llegar a un desvío a la derecha, que tras cruzar un puente sobre el arroyo de la Dehesilla nos lleva a la pradera junto al Refugio Giner de los Ríos. En la pradera podemos ver dos burros que son los encargados de llevar las provisones al refugio.

Burro en la pradera nevada junto al refugio

En la pradera cogemos el sendero que sale de frente y gira hacia la izquierda, el cual nos lleva directamente hasta El Tolmo. Es una gran piedra granítica de 18 metros de altura, 73 metros de circunferencia y unas 500 toneladas de peso. Parada obligatoria para recuperar el aliento, echar fotos y disfrutar de las vistas.

El Tolmo

A pesar del frio, el viento y la nieve que cae constantemente, desde aquí intentamos subir a El Yelmo por un sendero que sale a la derecha. Después de salvar un importante desnivel en pocos metros, vemos que el camino esta poco practicable e intentamos cambiar a otro sendero paralelo, pero hoy las condiciones no acompañan y para evitar males mayores decidimos desistir de la ascensión y volvemos atravesando la ladera hacia el camino de subida al collado de la Dehesilla.

Agua, hielo y nieve en el sendero de subida

Una vez nos hemos dado cuenta que la subida es imposible y poco recomendable, encontramos el camino que nos lleva hacia el Collado de la Dehesilla, desde podemos disfrutar de unas espectaculares vistas de 360º.

Collado de la Dehesilla a 1.453 metros de altitud
Vistas desde el Collado de la Dehesilla
Ambiente invernal en el collado

A pesar del frio intenso, aquí paramos a comer refugiados lo máximo posible entre las piedras (que nos hacen de parapeto al viento). Tras la comida, un reconfortante caldito o un café para entrar en calor (manos, cuerpo y alma).

Calentando el reconstituyente

Ya desde aquí nos bajamos de vuelta hacia el Tolmo completando el camino completo de vuelta; que es el que recomendamos hacer de subida si alguien se decide a realizar esta ruta.

Ya desde el Tolmo, solo tenemos que desandar los pasos dados hasta llegar de nuevo al Tranco, donde tenemos aparcado el coche. De bajada, solo nos entretenemos en visitar el refugio junto a la Charca Kindelan (un poco mas abajo de la charca, en dirección hacia el aparcamiento de canto Cochino, sale un sendero poco perceptible a la derecha que en una breve pero intensa subida nos lleva la refugio).

Visita al refugio para finalizar la ruta

Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Montañucos