Montañucos

Se hace camino al andar

RUTA POR LA PEDRIZA (LAS PIRÁMIDES, LA CARA Y LAS 4 DAMAS)

Ruta por la vertiente menos visitada de La Pedriza para visitar unas de sus piedras más curiosas, más misteriosas y las únicas «no naturales»

Foto de grupo en Las Piramides

Descarga el track de la ruta aquí

  • Distancia: 12 Km
  • Tiempo: 5 horas y 20 minutos (3h 45 min en movimiento)
  • Desnivel positivo: 720 m
  • Velocidad media: 3,2 km/h

Reunión de grupo después del periodo estival (donde cada uno ha hecho la guerra por su cuenta) que comienza con un desayuno como merece la ocasión en una pequeña cafetería de Manzanares el Real.

Desayuno patrocinado por uno de los miembros del grupo

Tras el copioso desayuno (sin haber hecho hambre para merecerlo) nos ponemos rumbo al aparcamiento «el Berrueco» situado a la salida del municipio de Manzanares el Real, al cual llegaremos por una pista forestal (ojo con los bajos del coche en algún tramo, aunque en general está en buen estado y a la velocidad adecuada no tendremos ningún problema) que sale a nuestra izquierda según pasamos la población de Manzanares por la carretera M-608.

Tras dejar el vehículo en un apartadero un poco antes del citado parking, nos ponemos en marcha por la pista forestal hasta llegar a la altura del aparcamiento; donde esta se divide y nosotros tenemos que tomar el desvío de la izquierda. Tras llanear un poco debemos cruzar una puerta que nos encontramos de nuevo a nuestra izquierda y así poder continuar por la por la pista.

Mientras dejamos atrás las ultimas casas, la pista va ganado altura y un poco más adelante se bifurca y nosotros tomaremos el desvío nuevamente hacia la izquierda (de vuelta, volveremos por el otro lado. Aún así, la ruta es igual de bonita por ambos sentidos y se puede realizar en cualquiera de ellos).

La pista sigue tomando altura y empezamos a tener constancia de ello a través de las vistas de la zona que vamos dejando atrás (Hoya de San Blas y embalse de los Palancares).

Grupo retrasado con el embalse de los Palancares al fondo

El camino termina abruptamente en un puerta metálica de acceso restringido y a su derecha comienza un sendero de subida donde empieza la verdadera ruta.

Camino y puerta de acceso restringido

El sendero aumenta el nivel de exigencia y se empina para hacernos ganar un mayor desnivel, pero nos lo compensa con una increíbles vistas y zonas de paso.

Tramo del sendero de subida

En un momento dado debemos de atravesar una valla metálica para continuar por el otro lado, pero tranquilos que el trabajo duro ya está hecho y resulta muy sencillo hacerlo.

Piedras sobre la alambrada para facilitar el paso

El sendero sigue su camino de subida y el paisaje comienza a ser el característico y espectacular de La Pedriza.

Vistas desde el sendero de subida

Un pequeño esfuerzo más y por fin llegamos al primero de nuestros destinos: las pirámides de La Pedriza. Nada sabemos de su origen, su función o sus autores, pero si sabemos que son formaciones de piedra increíbles, con una altura considerable que destacan por su forma puntiaguda en un entorno granítico de rocas redondeadas por el paso del tiempo.

Las 3 Pirámides de La Pedriza

Las pirámides se encuentran en una pequeña zona plana, con unas impresionantes vistas en 360º donde aprovechamos para parar a descansar un poco, tomar un ligero tentempié y hacer las fotos de rigor.

Vistas del embalse de Santillana
Fotos grupales en las pirámides

Tras una larga parada, retomamos la marcha de nuevo en ascenso, aunque esta vez ya más moderado, hacia nuestro nuevo destino.

Nuevo sendero

En poco tiempo y tras seguir un precioso sendero que va sorteando piedras de distintos tamaños, llegamos a La Cara y las 4 Damas. Una gran formación rocosa de granito en la que podemos distinguir perfectamente la forma de una cara y que tras ella encontramos un conjunto de piedras que simbolizan a 4 damas que la custodian.

Las 4 damas y la Cara

Decidimos parar de nuevo a tomar un aperitivo (esta vez ya merecido) y hacer una buena sesión de fotos gracias a la espectacularidad del paisaje que nos rodea.

Una vez descansadas las piernas, retomamos la ruta esta vez ya en sentido bajada. La bajada es corta y puede parecer un poco abrupta en algún paso, pero sin mayor dificultad nos conduce directamente al Collado de la Dehesilla, a 1.454 metros de altitud.

Característica piedra del Collado de la Dehesilla

Desde el collado tomaremos un pequeño sendero que nos conduce bosque a través en dirección al final de ruta. El sendero es largo pero se nos hace corto, por la cháchara que llevamos y por lo bonito de su recorrido. En su trayecto podemos ver los indicios de un incipiente otoño, como el cambio de color de parte de la vegetación o la presencia de todo tipo de setas.

Tramos del sendero de bajada desde el Collado de la Dehesilla

En su andadura, el sendero atraviesa una zona de canteras que actualmente está vallada y se encuentra en restauración, pero que permite el paso por pasos peatonales. Una vez pasado este tramo, nos encontramos de nuevo con nuestros pasos para cerrar el circulo y desde aquí ya conocemos el camino de vuelta al coche.

Siguiente Entrada

Dejar una respuesta

© 2021 Montañucos